Las reparaciones de los relojes.

Desearía compartir con mis actuales y futuros clientes una inquietud que tengo como relojero, que además de reparaciones ofrece un servicio de restauraciones.  Y esta es que mi deseo siempre ha sido el de ofrecer un servicio no solo impecable si no rápido.  

Pero en el caso de una restauración , no siempre me es sencillo estipular un tiempo de entrega. El trabajo que se presenta en una restauración no siempre puede determinarse de manera tan sencilla como el de una reparación, ya que aunque se haga una estipulación del tiempo que se cree necesitar, cuando se abre la pieza se pueden encontrar muchas » sorpresas «, como piezas rotas o que la maquinaria se encuentre en un estado lamentable.

Soy consciente de que cuando una persona encuentra o tiene una pieza que ha pertenecido a un ser querido, siente grandes deseos de tener esa pieza restaurada lo antes posible, y que es un recuerdo muy querido.Lo entiendo perfectamente. Pero mi sentido del deber me exige que mi atención y cuidado en esa reparación sea exquisito, como si de una pieza de mi familia se tratase. Dijo Confuncio que «si amas lo que haces, nunca será un trabajo». Yo amo lo que hago y este amor también esta creciendo en mi hijo. Para nosotros es un placer reparar y restaurar sus piezas, por eso les rogamos humildemente paciencia.

Queremos realizar nuestro trabajo de la forma más diligente y exacta posible para que disfruten de sus  relojes y de los recuerdos que estos encierran durante mucho tiempo.

En las reparaciones muchas veces estamos a expensas de los plazos de entrega de las piezas que pedimos a las diferentes marcas que no siempre las tienen en stock.

A continuación permítanme mostrarles unas fotos de nuestro trabajo diario que no siempre es tan fácil como placentero.


Gracias por la confianza en Alabart Rellotgers.

Visita al Museu de Rellotgeria

Durante el fin de semana de noviembre, Alabart Rellotgers asistió al curso de especialización del uso del torno. Aprovechando el encuentro de muchos amigos, compañeros y colegas de ANPRE, decidimos hacer una visita al excelente Museo de Relojería de Sant Feliu de Codina. Nos recibieron sus fundadores: D. Josep Vilanova y D. Pere Riera, los cuales tuvieron la gentileza de deleitarnos con una visita guiada. Nos explicaron con todo lujo de detalles las curiosidades de los relojes allí expuestos.

Entre todos realizamos el ya habitual cambio de hora, que siempre coincide con la Asamblea Anual de relojeros.

También tuvimos la oportunidad de visitar el reloj del campanario, majestuoso y magnífico.A continuación comimos todos juntos, compartiendo experiencias, preocupaciones y anécdotas; construyendo un maravilloso momento de hermandad. El lunes por la tarde realizamos una visita a las instalaciones del grupo Festina Lotus, donde nos explicaron al detalle la historia y funcionamiento de esta prestigiosa marca.

Mesa de Trabajo

Después de mucho buscar y recoger información en unas semanas tendremos la nueva adquisición una  mesa de trabajo ergometrica, altura regulable para los diferentes trabajos que realizo.